¿CUÁNDO DEBO ELEGIR A MI CACHORRO SANO?

El mejor momento para adquirir un cachorro es a las 8 o 12 semanas de edad. A esta edad un cachorro debe haber socializado bien, habrá recibido la primera serie de vacunas y debe haber sido destetado y estar comiendo alimento sólido.

El criador generalmente puede hacer una buena suposición acerca de si un cachorro es de muestra o cría de calidad. Pero ten en cuenta que escoger a un futuro campeón a las 8 semanas de edad es un problema, incluso para los criadores con amplia experiencia.

La mayoría de cachorros parecen saludables a primera vista, pero una inspección más cercana puede hacer a algunos cachorros más convenientes que otros. No tengas prisa y revisa cada cachorro de la cabeza a la cola antes de tomar la decisión final.

cachorro sano 2

PASO A PASO: ¿QUÉ DEBO EXAMINAR?

CABEZA

Empieza por examinar la cabeza. La nariz debe estar fresca y húmeda. Secreción nasal o estornudos frecuentes es un signo de mala salud. Razas braquiocefálicas, como Pugs y Pekinés, a menudo tienen fosas nasales que se colapsan cuando el perro respira. Esto no es deseable.

Busca un punto blando en la bóveda del cráneo. Si está, la fontanela está abierta. Esto no es deseable. En las razas Toy (Perros Miniatura), una fontanela abierta puede asociarse con hidrocefalia.

DIENTES

Comprueba que el cachorro tenga una mordida correcta. La mordida correcta para la mayoría de las razas es una mordida de tijera, en la que los incisivos superiores se superponen un poco a los inferiores. Una mordida uniforme, en la que los incisivos se tocan borde con borde, es igualmente aceptable en la mayoría de las razas.

Las encías deben ser rosadas y de aspecto saludable. Unas encías pálidas indican anemia, posiblemente causada por parásitos intestinales.

OJOS

Los ojos deben ser claros y brillantes en un cachorro sano. Si ves manchas de lágrimas en el hocico, busca párpados que se caen hacia adentro o hacia afuera, pestañas extras o conjuntivitis. Las pupilas deben ser oscuras y sin líneas visibles o manchas blancas que pueden indicar cataratas congénitas o membranas fetales retenidas.

La membrana nictitante (tercer párpado) puede ser visible. Esto no debe ser interpretado como un signo de enfermedad a menos que esté hinchada e inflamada.

OREJAS

Las orejas deben estar en posición correcta para la raza, aunque en algunas razas, como los perros Pastor Alemán, las orejas no pueden ponerse completamente bien hasta los 4 a 6 meses de edad. Las puntas deben estar saludables y bien peludas.

Puntas crujientes con manchas peladas sugieren una enfermedad de la piel como sarna sarcóptica. Los canales del oído deben estar limpios y con olor agradable. Una acumulación de cera con un olor rancio puede ser causada por ácaros del oído. Sacudir la cabeza y sensibilidad  alrededor de las orejas indica una infección del canal auditivo.

cachorro sano 3

 

PECHO

Toca el pecho con la palma de la mano para ver si el corazón parece especialmente dinámico. Esto podría ser una pista de un defecto cardíaco congénito.

El cachorro sano debe inspirar y expirar sin esfuerzo. Un pecho plano, especialmente cuando se acompaña de dificultad para inhalar, indica una obstrucción de las vías respiratorias. Se observa más comúnmente en razas braquiocefálicas como Pugs, Boston Terrier y Pequinés.

PELAJE

Un pelaje sano es brillante y resplandeciente y tiene el color correcto y las marcas de la raza. En razas de pelaje largo, el pelaje del cachorro puede ser esponjoso y suave sin mucho brillo.

Rascarse en exceso y áreas de piel inflamadas sugieren pulgas, ácaros y otros parásitos de la piel. Áreas apolilladas con pérdida de cabello son típicas de la sarna y la tiña.

 

cachorro sano 1

 

PATAS

Después, examina el cachorro para comprobar solidez y estructura correcta. Las patas deben estar rectas y bien formadas. Fallos estructurales incluyen patas arqueadas hacia adentro o hacia fuera, cuartillas débiles (el área entre la muñeca y la pezuña), pies planos con dedos separados y pies que tocan en la parte trasera.

Dos enfermedades hereditarias de huesos y articulaciones que se pueden presentar en cachorros menores de 4 meses de edad (pero generalmente no son perceptibles en los exámenes de selección cachorro) son la displasia canina de cadera y la luxación de rótula.

Certificación del padre y la madre del cachorro es sumamente conveniente en razas con una alta incidencia de estas enfermedades.

El paso del cachorro sano debe ser libre y suave. Una cojera o un paso tambaleante puede ser simplemente el resultado de un esguince o una almohadilla lastimada, pero la displasia de cadera y la luxación de rótula deben ser tenidas en cuenta y descartadas.

Las rótulas pueden ser examinadas a esta edad, pero esto sólo debe hacerse por un criador experimentado o un veterinario.

Fuente: