Comienzan a presentar molestias, que más tardes son graves heridas.

El calor es molesto para todos por igual. Las altas temperaturas son sin duda agobiante, pero si lo piensas, tú tienes cómo protegerte, pero ¿y tu perro, puede hacerlo? Las altas temperaturas provocan que sus patas no las soporten, generando heridas leves hasta unas mucho más graves.

Fotografía de Hip Dog Canine Hydrotherapy & FitnessFotografía de Hip Dog Canine Hydrotherapy & Fitness

Tal como señaló The Dodo, las patas comienzan a tomar un “tono encendido” y en el caso más grave, se empieza a salir la piel y a quedar dañada y expuesta. Enfermedades podrían llegar a tu mejor amigo y el dolor que tendrá será sin duda terriblemente doloroso.

Una vez que el animal tenga las heridas, será muy difícil que camine normalmente, lo que lo obligará a estar echado en el suelo más fresco que  encuentre hasta que sane. Se recomienda utilizar cremas y ungüentos especiales dados por un veterinario para ayudarlo, sin embargo, si es temporada de verano, puede que estas heridas ocurran más de una vez.

Pero, ¿cómo prevenirlo? Haz el simple ejercicio de poner la palma de tu mano en el suelo caliente por 5 segundos y si no puedes mantenerla, entonces tampoco podrá caminar tu perro.

Una buena idea son pequeños “calcetines” o “zapatos” para perros. Puede que te suene algo extraño, pero se están usando mucho, ya que tienen la función de proteger al animal para que este no se haga heridas.

SHUTTERSTOCK vía The Dodo

Si bien puede ser incómodo para él al principio, créeme que agradecerá usarlas cuando días de calor no sean soportables, una herramienta útil para que no sufra y pueda seguir con su vida normal.